Exploradores - Proyecto Educación: Sumando Esfuerzos

Hidrocarburos


La sísmica

La búsqueda de hidrocarburos (petróleo y gas) en el subsuelo es un proceso muy complejo, para el que deben usarse herramientas de diferentes especialidades, como las físicas y las informáticas. Una de dichas herramientas es aquella denominada “sísmica” por lo que explicaremos de forma sencilla, en este Informe Quincenal, como funciona y cuales son sus alcances.
La sísmica es una herramienta de exploración de hidrocarburos que permite conocer de modo aproximado la conformación del subsuelo, la composición de las capas de roca, la forma en que están ubicadas, su profundidad y sus dimensiones.
Se trata de estudios que se ejecutan sobre un espacio físico específico y simulan la estructura del subsuelo, dando pié a la conformación de mapas que muestran dichas estructuras. Con los resultados de la sísmica en mano, los geólogos pueden identificar si existen reservorios donde se encuentren contenidos hidrocarburos.


El proceso de la sísmica
La sísmica consiste, en términos sencillos, en la emisión de ondas que atraviesan las diferentes capas del subsuelo las cuales rebotan hacia la superficie cada vez que haya un cambio importante en el tipo de roca, como se puede observar en el gráfico adjunto.


Antes de iniciar el proceso de sísmica propiamente dicho es necesario definir aquellas zonas que se va a explorar. Una vez determinada el área se procede a instalar los equipos necesarios para el proceso, lo cual dependerá si la sísmica se hace en la tierra o en el mar. Así, por ejemplo, si la sísmica se hiciera en el suelo se hace uso de explosivos enterrados o de camiones vibradores mientras que en el mar se usan cañones de aire.


Para poder recibir la información se instalan aparatos de alta sensibilidad llamados hidro/geófonos que transmitirán la información recogida a un receptor.


Una vez instalados los equipos se inicia el proceso. A través de pequeñas explosiones controladas, de las emisiones de los camiones o de la liberación del aire comprimido en los cañones en el caso del mar se emiten ondas que atraviesan las diferentes capas del subsuelo y se reflejan hacia la superficie cada vez que haya un cambio importante en el tipo de roca. Es ahí cuando los hidro/geófonos instalados en la superficie captan las ondas reflejadas y envían la información a una estación receptora, donde mediante el uso de equipos especiales, se mide el tiempo transcurrido entre el momento de la emisión y la llegada de las ondas a partir de lo cuál se hace un mapa del subsuelo, brindando las posiciones y profundidades de las distintas capas.


Finalmente, la información obtenida de la sísmica en conjunto con la recolectada de las rocas en la superficie y de los pozos perforados se interpreta para identificar qué áreas pueden contener hidrocarburos.

 

 

 

Atrás
  Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía
  Tel.: (511) 215-9250 / Fax: (511) 460-1616 / SNMPE-Educacion@snmpe.org.pe / Francisco Graña 671, Magdalena del Mar Lima 17 - Perú.

  Todos los derechos reservados

   
Desarrollado por ABCNET - Web / Internet Marketing